La mujer que inspiró los versos de Puerto Irala poty

Ningún paraguayo puede ignorar una música tan popular como Ahakuetevo Ascribita. La mujer que inspiró estos versos convertidos luego en la letra de una de las polcas más escuchadas del país, Graciela Cuéllar, sigue radiante como en épocas remotas contó detalles de una experiencia en la nunca pensó vivir y quedó en la historia.

147525dc41d3c620ae5014cdbe6d0f64_xl

Graciela Cuéllar

¿Cómo surgió la música? 
Fue algo inesperado, el que escribió la letra de la canción, Saturnino Ramírez Grance (+), trabajada en el MOPC. En esta zona no había camino, mi papá gestionó la obra y los trabajadores venían al bar que teníamos en Puerto Irala, entonces se conocía como Pira Pyta. Fue durante la cena de despedida que se les preparó en el bar, por eso dice Ahakuetevo Ascribita, porque al día siguiente iban a retornar a Asunción. Escribió mientras cenaba, fue en el año 1976, en el momento.

¿Porqué te dedicó la música?
En realidad le pidió permiso a mi papá para escribirme un verso. No le creyó, pero en un disco que teníamos en el bar estaba su nombre como autor de otras músicas. Jamás se me cruzó por la mente que me iba pasar esto. Después de un año me envió el verso de su puño y letra y hasta ahora conservo.

¿Le volviste a ver después?
Nunca más lo vi. Una sola vez hablamos por teléfono ¿Seguís siempre linda? me preguntó. Fue 20 años después de que nos conocimos. En el primer festival de Puerto Irala vino, pero no pude ir.

¿Cuándo escuchaste por primera vez la música?
Tengo una anécdota de eso. Escuche por primera vez en la radio, en ese entonces funcionaba a pila. Estaba tan emocionada que bajé corriendo la escalera para hacer escuchar a mis padres, golpee la radio y cayó su pila, cuando volví a colocarlo ya terminó la música. Después me regalaron un disco de vinilo con esa música.
¿La gente te reconoce por la música?
Mucha gente no cree incluso que viva todavía la música se hizo cuando era muy joven, adolescente todavía. Muchos esperan encontrarme anciana.

¿Qué sentís cuando escuchás la música?
Y nunca pasa desapercibido a mis oídos, me llena de emoción. No a todos les pasa, es algo que ni siquiera pedí, pero quedó para la historia. Incluso un día llegó un vendedor a ofrecerme algo, le agradecí y cuando se siguió su camino se fue silbando la música y me quedo mirándole. En realidad es una música muy querida, se escucha mucho. Se convirtió en ícono de Puerto Irala.
Graciela le conoció al amor de su vida en Puerto Irala. Carlos Morel Amarilla llegó de Yaguarón para enseñar a los niños de Puerto Irala.
Así se conocieron y dedicaron sus vidas a la docencia. Carlos es el más orgulloso de la música. “El siempre cuenta con mucho orgullo, que su esposa fue la inspiradora de la canción”, dice Graciela. Actualmente viven en Santa Rosa del Monday.
Ella es jovial, alegre, conversadora y llena de anécdotas. Justifica con creces haber inspiradora la popular música.

 

Fuente: http://www.vanguardia.com.py
Publicado por el Ing. Domingo Cabañas
Seguinos en Facebook Grupo Abierto Paraguay Noticias Online y Prensa Digital Paraguaya