Desde Cartes hasta Zuccolillo, los conglomerados son tendencia empresarial

Los medios de comunicación son el objetivo de las billeteras poderosas en Paraguay. Empresarios exitosos engordan los portafolios de los grupos más sonantes en el medio empresarial. Hace sólo dos días el Grupo Nación de Comunicaciones, propiedad del presidente Horacio Cartes, anunció la adquisición del diario Popular. Aldo Zuccolillo, quien ha concentrado su poderío mediático en la fortaleza de su diario ABC Color, el rotativo serio más vendido en Paraguay. A. J. Vierci se mostraba imbatible a la cabeza de un conglomerado de rubros diversos donde destacaba por la exposición su imponente holding de medios que engloba desde el diario Última Hora y Telefuturo, hasta las radios Monumental y Estación 40, pasando por La Tele y la dirección de Red Guaraní.

57578791440074423
“Los conglomerados han vuelto a ganar destaque, pero no tienen nada que ver con los antiguos dinosaurios hinchados del pasado, y sólo los mejores van a perdurar”, dice The Economist en un imperdible artículo titulado “Desde el Alfa hasta el Omega”, donde pasa revista de un puñado de nociones empresariales y afirma que pocas han pa¬sado por tantos altos y bajos como los conglomerados.

Recuerda que desde los años ’60 y hasta los ’80 los gurúes corporativos acla¬maban a los conglomerados y cita los ejemplos de ITT en los Estados Unidos y Han¬son Trust en el Reino Unido, pero asesta un fuerte golpe de mazo diciendo que hoy son rechazados como ana¬cronismos inflamados.

A pesar de ello, se visuali¬za un nuevo cambio de pa¬radigmas y la percepción de que, otra vez, se han puesto de moda. La responsabili¬dad casi exclusiva es de un tal Warren Buffett, quien en la semana anuncia¬ra la compra de Precision Castparts, fabricante de componentes aeroespa¬ciales por el cual Bekshire Hathaway –Banco de inversión a través del cual Buffett opera- desembolsó la friolera de US$ 37.000 millones, agregando el producto a su vasto portafolio en constante engorde.

Además, Google anunció el mismo día su reestructuración radical donde acaba admitiendo que son un conglomerado. Larry Page y Sergey Brin, sus fundadores, comandarán una empresa del holding llamada Alphabet y las actividades primitivas de Google –búsqueda en internet y propaganda- serán más subsidiarias. Google se enfoca en la fabricación de automóviles sin conductor y en rubros como la fabricación de carne artificial.

Los ejemplos foráneos continúan en un desfile donde aparecen los nom¬bres de Jeff Bezos, el con¬glomerado de General Electric, las inversiones de Mark Zuckerberg en com¬pañías de realidad virtual y muchos otros.

PARAGUAY
En Paraguay la tendencia está al orden del día. Hace sólo dos días el Grupo Nación de Comunicaciones, propiedad del presidente Horacio Cartes, anunció la adquisición del diario Popular –el de mayor tirada nacional- principal componente del paquete donde además figuran una radio en streaming y el portal de noticias Hoy.

Estos vienen a sumarse a la cartera donde ya se en¬cuentra el diario Crónica –segundo mayor diario en ventas del Paraguay y de tinte popular- el diario La Nación, la Radio 970 AM, Montecarlo FM; medios de comunicación adquiridos en abril por el Presidente a través de la figura de su hermana, Sarah Cartes. Las 21 empresas restantes del Grupo Cartes, que giran en torno a la producción y comercialización de cigarrillos, bebidas y hasta un aerocentro, ya son harto conocidas.

Los medios de comunicación se están convirtiendo en la arena de las batallas por adquisiciones. Hasta hace solo un año, A. J. Vierci se mostraba imbatible a la cabeza de un conglomerado de rubros diversos donde destacaba por la exposición su imponente holding de medios que engloba desde el diario Última Hora y Telefuturo, hasta las radios Monumental y Estación 40, pasando por La Tele y la di¬rección de Red Guaraní. Al Grupo Cartes sólo le falta un canal de televisión.

El Alfa de todo es otro
Empresario de los medios: Aldo Zuccolillo, quien ha concentrado su poderío mediático en la fortaleza de su diario ABC Color, el rotativo serio más vendi¬do en Paraguay. Pero esto no le ha desalentado en su incansable colección de empresas de rubros tan diversos como sus competidores: es dueño del Banco Atlas, de los Shoppings Del Sol, Mariscal y Mariano, de Inmobiliaria del Este, Constructora Atlas, Abasto Norte y tantas otras.

Como éstos, hay un pu¬ñado de otros empresarios paraguayos a la cabeza de grandes conglomerados.

LOS PROS Y LOS NO TAN CONTRAS
Para The Economist muchos conglomerados son anacrónicos e inflados, y dice incluso que los países emergentes están llenos de ellos, con cada vez más compañías añadidas a un portafolio que produce de¬masiado y muy mediocre, procurando compensar la incompetencia cortejando a los políticos.

Sin embargo, en Paraguay no hay señales de que los conglomerados estén en declive o librando una ba¬talla por deshacerse de la grasa sobrante, como afir¬ma The Economist.

Es cierto que en Estados Unidos General Electric empieza a centrarse en las operaciones más rentables y que cerca del 60% de las ventas del grupo en los úl¬timos años corresponden a compañías de las que se viene desprendiendo.

Por aquí, al contrario, te¬nemos a más participantes del club de los conglome¬rados. Javier Bernardes, con la compra de Unicanal, ha extendido su partici¬pación al rubro de la te-levisión y su estrategia de negocios apunta a la venta de contenido local para canales y cableoperadores internacionales.

El rotativo británico, que también ha sido objeto de cambio de propietarios hace solo días, concluye con atino que tenemos ejemplos de una nueva cosecha de conglomerados con alto desempeño y que nada tienen que ver con los antiguos dinosaurios hin¬chados.

Muchas de las cabezas poseen talentos adminis¬trativos que impulsan el crecimiento acelerado de los conglomerados en ple¬na era de estancamiento global, mientras que otros son administrados por empresarios con múlti¬ples talentos y capacidad de revolucionar sectores mediante la aplicación de tecnologías.

Finalmente, y pese a que la apuesta empresarial más segura es enfocarse en una sola actividad, los mejores conglomerados tienen la paciencia y las cualidades necesarias para cambiar el mundo. Buffett dice que, en su opinión, el período ideal para un hol¬ding es “para siempre”. Al ser adquirido por un conglomerado, la empresa fortalece el capital a largo plazo lo que le da la posi¬bilidad de sobrevivir a las volatilidades del mercado o dificultades de corto plazo.

Por encima de la rimbombante cantidad de empleados que ostenta cada uno de estos grupos, no son sino un pequeño puñado de administradores quienes se encargan de la supervisión del conglo¬merado.

Fuente www.5dias.com.py
Publicado por el Ing. Domingo Cabañas
Seguinos en Facebook Grupo Abierto Paraguay Noticias Online y Prensa Digital Paraguaya